Como hemos cambiado.

Estoy ojeando la Desnivel nº 174 (2001) y la Escalar Nº 20 (2000), las mas antigua que conservo. A su lado un álbum con las primeras fotos en las que tengo un arnés puesto, datan de 1997 ó 1998, si no recuerdo mal.

En la escalar: “Charo Maroto se convirtió en la primera asturiana en encadenar un octavo con Superchango…”. Pedro Pons se proclamaba campeón de la copa del mundo de búlder. Steve McClure se hace con Ben Moon´s Project y lo bautiza como Northern lights (9a)…

Las mismas revistas, hoy nos hablan de imberbes mutantes, de 8c’s a vista, 9b en pocos pegues… como hemos cambiado.

Recuerdo la aventura de escalar. Recuerdo salir de casa con una buena mochilada y decirle a Mama: “Marcho a andar en bici…” y no mentía… en parte. Cogíamos la bici y pa Careses a escalar. Aún recuerdo a alguno que llego a subir corriendo… 7 km. ida y otros tantos de vuelta. Recuerdo tener que juntarnos unos cuantos para comprar una cuerda. Puesta en común de cintas y arneses, para poder escalar alguna vía. Gatos prestados o los míticos playeros victoria. El magnesio de farmacia. La buena compañía y las risas. Los vídeos “Master of stone”.

Poco a poco convencimos a Mama: “Si no es tan peligroso…”, “si nos enseña un amigo al que enseño su hermano” … “hay fiu… tener cuidao…” y los cumpleaños y Reyes se convirtieron en la manera de conseguir material pa trepar.

Recuerdo ahorrar bastante para poder comprar un Gri-Gri. Engañar a algún padre para que nos acercara en coche a pasar unos días a Quirós o ir en autobús hasta el pantano y subir pateando cargados como mulas.

Recuerdo ver a los “Pro” pegandose con Satisfaction 7a y nosostros a lo nuestro, al V+, al 6a. A intentar encadenar algún 6b. “Joder con el V+” o “El recreo” eran el gran reto. ¿Tanto hemos cambiado?

El carnet de conducir nos brindo maravillosas posibilidades, descubrir Valdehuesa, Rodellar… Pero sobretodo nos permitió descubrir lo de casa, que estaba tan cerca, pero a la vez tan lejos, Priañes, Coalla, Teverga…

Recuerdo el empuje de uno pocos irreductibles, Kike, Nano, Nasa y compañía. Gracias a ellos tuvimos el primer tablón en la pola. Y nació el Puntu Collorau, primero como asociación, luego como club deportivo. Y llegó un local, e incluso un rocódromo.

Ya podíamos escalar en casa, incluso cuando llovía, todo un lujo. Y nació la generación del plástico… jejeje

Los “grados” de las revistas son distintos, tenemos más y mejores materiales, mejores “métodos”, mejores locales, más escuelas y mas “información”. Escala muchísima mas gente que antes, con sus cosas buenas y sus cosas malas, pero en definitiva creo que… no hemos cambiado tanto, ESCALAR sigue siendo una aventura apasionante.

Pa finalizar la chapa, y sin que sirva de precedente, un vídeo en el que aparezco en mi estado natural… pringando:

Judás, te negaré tres veces… pero caerás (porque yo, ya caí….)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized, Vídeo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Como hemos cambiado.

  1. Alberto dijo:

    Que pena joder!! Ya la tenias casi!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s