Rjukan 5 / 6

20130123-192433.jpg

Cuando uno ojea el libro de croquis desde casa, tiende a sentirse mas fuerte, la mente se desboca y las aspiraciones crecen. Luego nos damos de bruces contra la dura realidad, la mente se achica, la lista de proyectos mengua y la fuerza baja a niveles inferiores a la realidad.

La cabeza, poderosa arma en ocasiones (que le pregunten a Zidane), gran lastre en otras. Quizás el secreto este en el equilibrio, ni exprimir ni tensionar demasiado.

Tras el semi-descanso del día anterior, esperábamos levantarnos con mas energía. Profunda fue nuestra decepción cuando aparecieron los primeros dolores (¿será que estamos mayores para estos trotes?).

Con un poco de apatía volvimos a consultar el libro de croquis. Que grande se veía en Asturias, que escueto se nos hace aquí. De entre lo que nos seduce elegimos el sector Lower George y concretamente su cascada insignia, Camillas Foss.

Cuando visitamos este sector durante el viaje anterior, nuestra impresión no fue muy buena. Las cascadas que probamos nos parecieron bastante zarrapastrosas. En aquella ocasión no pudimos gozar de los encantos de Camillas.

Esta vez todo sería diferente. Soledad absoluta en el sector y una temperatura bastante agradable, gracias a la protección que nos brinda lo encajonado del lugar.

Pelayo enchufa poniendo tornillos. A continuación yo hago lo propio, pero ahorrándome el esfuerzo que supone meter estos. Puntu también encadena metiendo algún tornillo mas de los que puso Pela. Con la tarea del día cumplida, le damos unos cuantos Top-Ropillos a esta bonita cascada. Para finiquitar el día y abandonar el sector, hacemos Skrotfossen.

Nos quedan tres días de escalada y Pelayo aún no cató Not only a (N)ice Guy (M8), línea que trae entre ceja y ceja. Vuelta a Krokan, sin duda el mejor sector de Rjukan… y uno de los mas fríos. Hoy parece que hay ambiente, varias cordadas se reparten por la zona.

Pelayo a la escalación, Puntu asegura y yo a intentar afotar algo. Tratando de buscar un sitio seguro para asegurador y material, libre de los cascotes que pudieran caer, cometemos un pequeño error de cálculo. Al intentar chapar la segunda, se pira uno de los piolets de Pela y cae. Puntu sale volando y aterriza sobre la nieve. Pela aterriza, milagrosamente, entre dos piedras. Un pequeño dolor donde la espalda pierde su nombre, será el único daño colateral de la caída.

Con el bajonazo del saque y la desgana hacemos otra cascada y tocamos a retirada. Confiemos en que mañana sea un mejor día.

20130123-192635.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rjukan 5 / 6

  1. Iñigo dijo:

    ¡Qué buenos recuerdos me trae Rjukan!, espero que estéis disfrutando mucho. Las fotos se ven muy chulas! Uno siente envidia sana desde aquí, sobre todo por que llevamos 15 días que no para de llover….
    Darle recuerdos también al Puntu!

  2. Nano Montes dijo:

    Vamos xabales a dalo todooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s